#
Detalles de los resultados

Doing Business en España 2015

Autor: Subnational Doing Business
Fecha de publicación: 29 de septiembre de 2015
Website en inglés

Visión General

Doing Business en España 2015 compara las regulaciones comerciales en 17 comunidades autónomas y 2 ciudades autónomas –Andalucía (Sevilla), Aragón (Zaragoza), Principado de Asturias (Gijón), Comunidad de Madrid (Madrid), Comunidad Valenciana (Valencia), Canarias (Las Palmas de Gran Canaria), Cantabria (Santander), Castilla y León (Valladolid), Castilla-La Mancha (Albacete), Catalunya (Barcelona), Extremadura (Badajoz), Galicia (Vigo), Illes Balears (Palma de Mallorca), La Rioja (Logroño), Comunidad Foral de Navarra (Pamplona), País Vasco (Bilbao), Región de Murcia (Murcia), Ceuta y Melilla– y 5 puertos –Algeciras, Barcelona, Bilbao, Valencia and Vigo–. El estudio recoge datos sobre las regulaciones que afectan 5 etapas del ciclo de vida de una pequeña o mediana empresa doméstica: apertura de una empresa, obtención de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades y comercio transfronterizo.

¿Dónde es más fácil hacer negocios en España?

Principales Hallazgos:

  • Los emprendedores españoles encuentran importantes diferencias al hacer negocios según donde estén ubicados. La diversidad de prácticas y regulaciones estatales, autonómicas y municipales determinan cuán fácil es hacer negocios en cada lugar. En cada país hay ciudades con buenas prácticas en por lo menos una de las áreas medidas, mientras que ninguna sobrepasa a las demás en todas.
  • Salvo en la obtención de permisos de construcción, todas las comunidades autónomas están por debajo de la media de la Unión Europea. Uno de los aspectos que lastran los resultados es el coste.
  • En las 4 áreas medidas, es más fácil hacer negocios en La Rioja y en la Comunidad de Madrid; más difícil en Aragón y Galicia. Aprender unos de otros con la ayuda de organismos regionales facilitaría la convergencia hacia las mejores prácticas en la región.
  • Es más fácil abrir una empresa en Andalucía, obtener permisos de construcción en La Rioja, conectarse a la red eléctrica en Catalunya y registrar propiedades en Ceuta y Melilla.
  • En cada comunidad autónoma se han desarrollado buenas prácticas que se pueden replicar en otros lugares. Si en España se aplicasen las mejores prácticas observadas, su resultado global mejoraría en todas las áreas analizadas. Sin embargo, el intercambio de buenas prácticas no tiene que limitarse al país.
  • La cooperación entre los distintos niveles de gobierno e instituciones es esencial para reducir la carga regulatoria de las empresas. Desde el punto de vista de un emprendedor, poco importa que un trámite dependa del ayuntamiento, la comunidad o una institución estatal, lo importante es que sea fácil de cumplir.

Ver detalles del indicador de comercio transfronterizo en 5 puertos en España.